Sellar el Paro

Apuntarse al paro

Información telefónica
Disclaimer: Sin vinculación con el servicio público estatal, esta web recopila toda la información necesaria sobre el servicio de empleo.
Información telefónica
Disclaimer: Sin vinculación con el servicio público, esta web recopila toda la información sobre las oficinas de empleo.

“Apuntarse al paro” o “darse de alta en el paro” es una diligencia que debemos llevar a cabo en primer lugar, si pretendemos pedir ayudas por desempleo.

Cuando una persona se encuentra en una situación de desempleo, debe apuntarse como demandante de empleo, que es lo que en el lenguaje cotidiano denominamos como “apuntarse al paro” o “darse de alta en el paro”.

Tienes 15 días hábiles desde el cese de la relación laboral (por fin del contrato, despido,etc) para solicitar la prestación. No se cuentan ni sábados, ni domingos ni festivos. Si te pasas de los 15 días no pierdes el derecho, pero la normativa establece que el SEPE (antes llamado INEM), no te pagará todos aquellos días que hubieras podido cobrar si hubieras pedido el paro en plazo.

Dónde dirigirse para apuntarse al paro

Para darse de alta en el paro hay que acudir al Servicio de Empleo Autonómico de cada comunidad, excepto en las Ciudades de Ceuta y Melilla, que habrá que dirigirse al Servicio Público de Empleo Estatal SEPE.

Habitualmente, los Servicios de Empleo Autonómicos y el SEPE, comparten las mismas oficinas aunque tengan funciones distintas, por lo que generalmente acudiremos a la misma oficina de empleo para inscribirse como demandantes de empleo y para solicitar las prestaciones por desempleo.

Tienes que darte de alta como demandante de empleo antes de presentar la solicitud del paro.  Esto es lo que se llama “sacarse la tarjeta del paro”. Se hace en la misma oficina de empleo, pero ante otros funcionarios que no son del SEPE (el INEM estatal) sino que pertenecen a los Servicios de Empleo de tu Comunidad Autónoma. Ellos abrirán tu expediente con curriculum, formación, experiencia y te informarán sobre los cursos a los que puedes acceder mientras estés en paro. Las renovaciones del paro (sellar la demanda) se hace también ante ellos.

Para inscribirte en el paro deberás realizar los pasos que te indicamos a continuación:

  • Tramitar la tarjeta de desempleado, lo que significa, apuntarse como persona que busca trabajo en la oficina de empleo de tu Comunidad Autónoma
  • Pedir la ayuda correspondiente a la situación de desempleo en el INEM (SEPE)

Cada paso a tramitar corresponde a organismos diferentes, uno pertenece al estado y el otro a la comunidad autónoma, sin embargo siempre suelen estar localizados en el mismo espacio, la misma oficina.

Cómo apuntarse al paro

Documentos necesarios para apuntarse al paro

Primeramente, antes de acudir a tu oficina de empleo para inscribirte como demandante de empleo, tienes que preparar la siguiente la documentación:

  • Documento Nacional de Identidad (DNI). Los extranjeros deben presentar el Número de Identificación de Extranjero NIE, junto con el pasaporte y el permiso de trabajo y/o residencia.
  • Cartilla de la Seguridad Social. Las personas extranjeras deberán presentarlo si han trabajado previamente en España.
  • Justificantes y certificados académicos que acrediten la formación que poseemos (títulos, diplomas, etc.).
  • Toda aquella documentación que creas necesaria para ayudarte a conseguir de nuevo un empleo.

¿Se necesita Cita Previa para apuntarse al paro?

Para darse de alta en el paro no hay que pedir cita previa, es un trámite que puedes realizar acudiendo directamente a la oficina de empleo, ya que este trámite lo gestionan los Servicios Autonómicos de Empleo.

En cambio, en el Servicio Público de Empleo Estatal SEPE, sí hay que solicitar una cita previa con el  inem obligatoriamente si queremos gestionar prestaciones y ayudas para desempleados.

Apuntarse al paro por internet

Por lo general debes acudir a la oficina de empleo, ya que durante la inscripción, se realiza una entrevista personal con el objetivo de que el Servicio de Empleo elabore un perfil profesional  del solicitante de cara a futuras posibilidades laborales, formación y cursos.

Sin embargo, hay algunas comunidades autónomas donde si es posible hacer lo por internet, pero no lo recomendamos.

Renovación de la demanda del paro

Las personas desempleadas que estén percibiendo la prestación contributiva o un subsidio por desempleo tienen la obligación de renovar su tarjeta del paro, así como mantener la inscripción como demandantes de empleo durante todo el periodo de percepción de las prestaciones si no quieren ser sancionados con la pérdida de su ayuda, según indica la normativa reguladora (Real Decreto Legislativo 1/1994 y Real Decreto Legislativo 5/2000).

¿Por qué es importante inscribirse en el paro?

Inscribirse al paro es imprescindible si el desempleado tiene que tramitar prestaciones por desempleo, ya que es la forma en la que puede demostrar que se encuentra en situación legal de desempleo.

Cuando una persona acude a darse de alta en el paro, obtiene la tarjeta de demanda de empleo, conocida como DARDE

Además, también será necesario figurar inscrito como demandante de empleo para realizar cursos de formación profesional y acudir a entrevistas de trabajo gestionadas por los Servicios de Empleo.

Por tanto, la inscripción como demandante de empleo nos permite:

  • Tramitar y solicitar la prestación contributiva y los subsidios por desempleo como la ayuda familiar o la Renta Activa de Inserción.
  • Formarse gratuitamente a través de los cursos subvencionados que gestionan los Servicios de Empleo.
  • Optar a las ofertas de trabajo del SEPE y los  Servicios de Empleo Autonómicos.
  • Justificar que estamos en situación legal de desempleo. A veces, es un requisito necesario para acogerse a otro tipo de ayudas y beneficios como el cheque familiar.

Compromisos del solicitante al apuntarse al paro

Inscribirse en el paro conlleva una serie de obligaciones que se adquieren en el momento de darse de alta en la oficina de empleo.

El conjunto de estas obligaciones se denominan el compromiso de actividad y son las siguientes:

  • Búsqueda activa de empleo
  • Acudir a las entrevistas de trabajo que nos faciliten los Servicios de Empleo.
  • Aceptar un puesto de colocación adecuado conforme nuestro perfil profesional y nuestras circunstancias personales.
  • Sellar el paro de forma periódica el día señalado en la tarjeta de demanda.
  • Acudir al SEPE y a los Servicios de Empleo Autonómicos cuando seamos citados.
  • Informar sobre los posibles cambios de situación que tenga lugar, como por ejemplo, un desplazamiento al extranjero, incapacidad temporal o un cambio de domicilio.

Además de las obligaciones, el demandante también adquiere derechos cuando se da de alta en el paro como poder tramitar las diferentes prestaciones por desempleo, realizar formación subvencionada o contar con un especialista en orientación laboral.

Compartir: